La enuresis, también conocida como «incontinencia nocturna» o «enuresis nocturna», es el acto de orinar en forma involuntaria mientras se duerme, a una edad en la que se espera que el niño ya no se orine durante la noche y  a menudo, solo se trata de una parte normal del desarrollo del niño.

En general, la enuresis antes de los 7 años no debe ser motivo de preocupación. A esa edad, puede el niño todavía esté desarrollando el control nocturno de la vejiga.

La mayoría de los niños dejan de mojar la cama por sí solos, pero necesitan un poco de ayuda. En otros casos, la enuresis puede ser signo de un trastorno no diagnosticado que requiere atención médica.

Es necesario acudir al médico si:

  • Tu hijo o hija todavía moja la cama después de los 7 años,
  • Empieza a mojar la cama unos meses después de haber dejado de hacerlo
  • La enuresis está acompañada de dolor al orinar, sed inusual, orina rosa o roja, estreñimiento o ronquidos.

Muchos factores pueden estar involucrados en el desarrollo de la enuresis. La liberación involuntaria o no intencional de orina puede resultar de:

  • Una vejiga pequeña.
  • Infecciones persistentes del tracto urinario.
  • Estrés severo.
  • Retrasos en el desarrollo que interfieren con el entrenamiento para ir al baño.

La enuresis voluntaria o intencional puede estar asociada con otros trastornos mentales, incluidos los trastornos de conducta o trastornos emocionales como la ansiedad. La enuresis también parece darse en familias, lo que sugiere que la tendencia al trastorno puede ser heredada (transmitida de padres a hijos, particularmente del lado del padre). Además, el entrenamiento para ir al baño que fue forzado o comenzó cuando el niño era demasiado pequeño puede ser un factor en el desarrollo del trastorno, aunque hay pocas investigaciones al respecto.

Los niños con enuresis a menudo se describen como durmientes pesados ​​que no se despiertan ante la necesidad urinaria de orinar o cuando sus vejigas están llenas.

Para hacer el diagnóstico el médico debe realizar una  exploración física, revisión de los síntomas, ingesta de líquidos, antecedentes familiares, hábitos de evacuación del intestino y de la vejiga, así como trastornos asociados con la enuresis Pueden ser necesarias pruebas de orina para verificar la existencia de signos de infección o de diabetes así como radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imágenes de los riñones o la vejiga para investigar la estructura de las vías urinarias.

Cuando se requiere  tratamiento, la terapia dirigida a cambiar el comportamiento se recomienda con mayor frecuencia. La terapia conductual es efectiva en más del 75% de los pacientes y puede incluir el uso de alarmas que suenan cuando se moja la cama en la noche, entrenamiento de la vejiga mediante viajes regulares al baño programados a intervalos y dar recompensas a medida que el niño logra el control de la vejiga.

Hay medicamentos para tratar la enuresis, pero generalmente solo se usan si el trastorno interfiere con el funcionamiento del niño y generalmente no se recomiendan para niños menores de 6 años, pero el problema es que, una vez que se suspenden, el niño generalmente presenta de nuevo el problema. 

La mayoría de los niños con enuresis superan el trastorno cuando llegan a la adolescencia, con una tasa de curación espontánea del 12% al 15% por año. Solo un pequeño número, alrededor del 1%, sigue teniendo problemas en la edad adulta.

Si su hijo moja la cama o la ropa, le recomendamos acudir con nosotros para una valoración integral, ya que es necesario descartar causas que requieran otro tipo de tratamiento.

Suscríbete


Horario

lunes: 5:00 - 8:00 pmmiércoles: 10:00 am - 2:00 pm y 5:00 - 8:00 pmviernes: 10:00 am - 2:00 pm y 5:00 - 8:00 pm

Hospital Ángeles del Pedregal

Consultorio 615, Torre Ángeles, Camino a Santa Teresa 1055, Colonia Héroes de Padierna. Magdalena Contreras. C.P. 10700 CDMXTeléfonos: 5568-5883 y 5568-5879pedregal@urologia-pediatrica-mexico.comVer mapa

Hospital Ángeles Acoxpa

Calz. Acoxpa 430, Col Ex Hacienda Coapa. C.P. 14308 CDMXTeléfonos: 5679-5456 y 5679-5000 ext. 4365 y 4366acoxpa@urologia-pediatrica-mexico.comVer mapa